Información general

Pamplona es una ciudad muy agradable, bonita y con muchos espacios verdes. La población es de 200 00 habitantes. Tres ríos cruzan la ciudad: Arga, Alorz y Sader. Esta situada en la Cuenca de Pamplona y rodeada por montanas. El clima es mediterráneo y atlántico: ni demasiado frío ni demasiado calor. Pamplona esta muy bien situada entre las grandes ciudades de España del norte: Francia se encuentra a menos de una hora, San Sebastián a 87 km, Logroño a 92 km, Vitoria a 94 kms.

 

Historia

En época del imperio romano, el poblado de Iruñea se convirtió en ciudad a través de la fundación de “Pompaelo”, fundada por Cneo Pompeyo Magno en el año 74 A.C, que estableció un campamento militar que con el tiempo sería Pamplona. Tomada por los musulmanes (siglo VIII), en 778 Carlomagno destruyó las murallas que la rodeaban, antes de la Batalla de Roncesvalles.

Tras los episodios visigodos, musulmanes y carolingios, en la segunda mitad del siglo IX la ciudad se afianza en el emergente núcleo cristiano. La dinastía Jimena, en el siglo X, vértebra este movimiento social y político y da lugar al Reino de Pamplona hasta que en 1164 tomó el título de Reino de Navarra. Con este cambio nominal se pretendía subrayar la soberanía del territorio.

En el entorno de la ciudad originaria (Navarrería, donde se encontraban los vascones) surgieron nuevos núcleos de población (San Nicolás, cuya población era más heterogénea y San Cernin mayoritariamente francos), todos ellos con administración y privilegios propios, aunque bajo la autoridad del obispo.

Fue ocupada por el ejército al mando del Duque de Alba por orden de Fernando el Católico en 1512. Pamplona, que era beamontesa en la guerra civil entre beamonteses y agramonteses, y con las tropas castellanas en sus puertas se rindió el 25 de julio de 1512. Resistió los ataques franceses de 1794 (Guerra de la Convención), pero durante la Guerra de la Independencia fue una de las primeras plazas en caer en poder de las tropas Napoleónicas, en 1808, permaneciendo bajo su dominio hasta 1813.

En Pamplona tuvo lugar el primer levantamiento. A finales del siglo XIX se produjo la “Gamazada”, movimiento popular en defensa de los Fueros, que los navarros decidieron perpetuar la memoria de lo sucedido para transmitirla a las generaciones posteriores. Para ello se construyó en Pamplona en 1903 el Monumento a los Fueros, ante el Palacio de Navarra, liberal, en 1814, a cargo de Espoz y Mina. Para algunos partisanos del nacionalismo vasco, Pamplona sería la capital histórica de Euskal Herria (País de Euskera o País vasco).

 

Museos y Monumentos de Pamplona

Las Murallas: Fueron construidas en 1512 a partir de la anexión de la ciudad con el reino de Castilla y Aragón con el fin de protegerse. Fueron declaradas Monumentos Nacionales en 1937. Hoy en día, son un recinto compuesto de jardines en los que se puede pasear. Dentro de las murallas, se encuentran: la Ciudadela (la Cité), el Pórtico de Francia, el Pórtico de San Nicolás, Baluart de Redín, la Fortaleza de San Bartolomé, las Arnes, los Jardines de Taconeras, los Jardines de Antoniutti, el Pórtico Nuevo.

Plazas:

  • Plaza del Castillo: Es el centro neurálgico de la ciudad. La plaza es rodeada de edificios de los siglos XVII y XVIII. Esta situada entre el barrio antiguo y el moderno.
  • Plaza de Rodeznos: De estilo barroco. Fue construida a mediados del siglo XX.
  • Plaza de los Fueros de Navarra: Plaza elíptica compuesta de espacios verdes y de pinturas. Fue dibujada por Rafael Moneo y Estanislao de la Quadra Salcedo en 1970.

Puentes:

  • Puente de la Magdalena: Forma parte del camino de Santiago.
  • Puente de Santa Engracia: gótico. Conecta los barrios de Rochapea y Curtidores.
  • Puente de Miluce: Romano. Fue reconstruido en el siglo XIX.

Iglesias:

  • Catedral Basílica Santa María la Real: Fue construida en el siglo XX sobre las ruinas de una catedral antigua romana y fue acabada en 1525. El exterior es de estilo gótico como las naves centrales pero el interior es compuesto de diferentes estilos: la sacristía es gótica y de estilo rococó. La Virgen del Sagrario es instalada en el mayor altar y delante de el los reyes de Navarra debían prestar juramento antes de tomar posesión de la corona. A destacar : el claustro gótico europeo de 1277 y 1472, el retablo de la capilla de Santa Cristina del siglo XVI, las sillas del corazón esculpidas por Esteban de Obray, la fachada neoclásica de 1800, una de las campanas “La María” de 1584 que pesa 12000kgrs. Es la segunda mayor campana de España.
  • Iglesia de San Nicolás: Iglesia fortaleza de 1231. Su estilo es romano con una transición al gótico y con algunas reminiscencias cistercienses. Ha protegido sus parroquianos a menudo. Esta situada en medio del barrio antiguo.

 

  • Iglesia de San Cernin o San Saturnino: Fue construida en el siglo XIII por los reyes de Navarra. Es una iglesia fortaleza también. A destacar: la Capilla de la Virgen del Camino del siglo XIII. La Torre sur o del Reloj con el Gallico son los emblemas de la ciudad, Pocico de San Cernin es una placa puesta al suelo ante de la iglesia.
  • Iglesia de San Lorenzo Calle Mayor,: Fue construida en 1901 sobre las ruinas de una iglesia barroca por Florencio Ansoleaga. El estilo es neoclásico sin gran valor artístico pero dentro se encuentra la Capilla de San Fermín, muy importante durante las ferias de San Fermín.

 

Museos:
Museo de Navarra: Esta situado en el antiguo hospital de Nuestra Señora de la Misericordia. Hay 7700 m2 de exposiciones permanentes, temporales y salas de conferencia. Alberga una colección de muebles de Navarra desde 1900, una colección de arte (pinturas, esculturas, objetos…) Hay 4 plantas desde el paleolítico hasta el siglo XX.

Museo Capilla: realizado por Remiro de Goñi. El estilo es gótico. El pórtico es barroco de 1733. Hoy en día, alberga el Museo de Arte Religioso del Renacimiento y de estilo barroco.

Archivo Municipal y Antiguo Seminario de San Juan: El edificio fue construido en 1734 y es de estilo barroco. Desde 1984 alberga el Archivo de la Historia de la ciudad. A destacar: la capilla neogótica que alberga el Museo Pablo Sarasate desde 1991.

Museo Pablo Sarasate: Se encuentra todo el legado que el pinto ha dejado a la ciudad antes de su muerte en 1893.

Museo Diocesano: Del siglo XIV, esta situado en la catedral. Alberga objetos religiosos de toda Navarra: esculturas, pinturas, orfebrería…