Información general

Es la capital de la provincia de Cáceres. La ciudad lleva el mismo nombre y cuenta con más de 90.000 habitantes. El origen del nombre de Cáceres sigue siendo un tema de discusión, hay dos teorías, la de los que creen que sale del nombre de la colonia Norba Caesarina o Castra Caecilia. Y otra que dice que el nombre es de origen musulmán, quienes nombraron a la ciudad Al-Qazires o Al-Qazeres.

La ciudad también está conocida como la ciudad de los mil y un escudos, debido a los blasones familiares que se encuentran en muchísimas fachadas en el centro de la ciudad.
Es el primer centro turístico de Extremadura y de esta fuente viene la mayoría de los ingresos de Cáceres. Siendo la ciudad más grande de la provincia, también es el centro comercial y administrativo de la provincia y en la que se ha desarrollado muy bien el sector de los servicios.

 

Historia

Al igual que Badajoz, se han encontrado restos prehistóricos en Cáceres. Hay varias cuevas en las que han descubierto pictóricos de manos humanas, que se han datado al Paleolítico Superior. Los romanos se establecieron en dos campamentos en el siglo 1 a.C., cerca de la colonia Norba Caesarina y también cerca de la vía de comunicaciones que ahora conocemos como la Ruta de la Plata. Los visigodos destruyeron el asentamiento en el siglo V y hasta principios del siglo IX la ciudad despareció. No existen documentos de esta época y tampoco es mencionada en libros históricos.
Fueron los musulmanes que reconstruyeron la ciudad, por ser un lugar estratégico para hacer frente a los reyes cristianos. En el siglo XII los musulmanes habían edificado una muralla de defensa, lo que hizo que la reconquista se alargara hasta 1229 cuando el 23 de abril Alfonso IX de León tomó la ciudad. La ciudad recibió muchos fondos procedentes de las Américas y con estos fondos levantaron iglesias, palacios cristianos y más monumentos.
Tras la reconquista la ciudad se encontró en paz y pudo crecer. Al no sufrir más ataques ni asedios es una de las ciudades monumentales mejor conservadas del mundo.
Hoy en día además de ser una ciudad monumental, Cáceres es una ciudad moderna que dispone de todo lo que se necesita en una ciudad. Pero son los monumentos que se encuentran en toda la ciudad las principales atracciones turísticas para que la visita a Cáceres se convierta en una prioridad a la hora de visitar una nueva ciudad.

 

Monumentos de Cáceres

Torre de Bujaco

La Torre de Bujaco es el monumento más conocido de Cáceres. Está situada en la Plaza Mayor y mide 25 metros de altura. La torre es de origen árabe pero fue usada por los Fratres de Cáceres quienes defendieron la torre contra el asedio del califa almohade Abu Ya’qub en 1173. Él ordenó la remodelación de la torre después de su victoria, pero con la reconquista la torre también fue tomada por los cristianos. Mucho más tarde, en el siglo XVI, añadieron el balcón de los Fueros y en el siglo XVIII dos atalayas, una frontal y otra lateral. El nombre viene probablemente de la palabra buhaco, la estatua del Genio Andrógino, que estaba colocada en el balcón de los Fueros entre 1820 y 1962.
También tenía un reloj entre 1672 y 1791 y fue conocida como el Torre del Reloj durante este periodo. Está abierta para que los turistas puedan echar un vistazo a la ciudad desde sus almenas.

La Iglesia de Santa María

Originalmente fue una mezquita. En el siglo XIII empezaron las construcciones que duraron hasta el siglo XVI. Está construida de sillares de granito en estilo románico, pero con influencias del gótico. La torre es de estilo renacentista y fue construida entre 1554 y 1559. Siguiendo la tendencia defensiva de la ciudad, tiene una forma cuadrada y pocos ornamentos exteriores. Dentro está el retablo mayor que es del año 1551 y también un museo de piezas sacramentales. La iglesia también dispone de un órgano del año 1703 que todavía está en uso.

El Palacio de las Veletas

Este edificio lo encontramos en la mayor, forma parte del antiguo alcázar almohade y es uno de los pocos edificios que no tiene elementos defensivos. Fue construido en 1477 por Diego Gómez de Torres. Lorenzo de Ulloa reformó el edificio el cual fue completado en 1600. En la fachada encontramos dos grandes escudos de las familias de los dos arquitectos. En el tejado hay una balaustrada con gárgolas y las veletas que dan al edificio su nombre.
Adentro está el museo de Cáceres, que alberga colecciones importantes de arqueología, etnografía y bellas artes. Pero el aljibe que está en el sótano te ofrece una vista espectacular, mide 15 por 10 metros y fue excavado en parte en la roca natural. Hay 16 arcos que están soportados por 12 columnas, de las que varias son de origen romano.

Booking.com