La Rioja es la comunidad autónoma más pequeña de España, pero muy conocida en todo el mundo por sus excelentes vinos.

Es una tierra con una gran variedad de paisajes espectaculares, desde la Sierra de la Demanda a los valles del Ebro, pasando por microrregiones climáticas como la de Enciso. La Sierra Sur riojana, desde Ezcaray hasta Cornago, es un buen lugar para perderse en la naturaleza. Durante la travesía se pueden conocer los Monasterios de San Millán, los bosques del Oja, o ver las huellas de los dinosaurios.

En Rioja Alta hay senderos que permiten descubrir la sierra riojana. También en la región hay más de 30 cuevas. La cavidad más ancha llega a 2.300 metros de longitud y se encuentra en Santa Engracia del Jubera.

En cuanto al turismo de montaña, la estación de Valdezcaray situada en el término municipal de Ezcaray en la Sierra de la Demanda, es el lugar perfecto para esquiar. La estación invernal ofrece a los aficionados a este deporte una completa infraestructura que ocupa 300 hectáreas de pistas y zonas de esquí.

monasterio san millan La Rioja

En La Rioja se encuentran importantes y numerosos monasterios. La ruta de los monasterios más famosa es la que pasa por Nájera, Cañas, San Millán de la Cogolla y Valvanera.
Los monasterios de San Millán de la Cogolla (Suso y Yuso), además de ser los más importantes y conocidos de España, forman parte del Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO, ya que en esos lugares vio la luz el primer texto escrito en castellano.

  • Suso es el monasterio más antiguo de La Rioja. Consagrado en 984, conserva las cuevas donde San Millán vivió como ermitaño en el siglo VI. Es un edificio de estilo rústico todo lo contrario del Monasterio de Yuso.
  • Yuso, de origen románico, fue reconstruido entre el siglo XVI y el siglo XVIII. Destacan la portada principal, el Salón de los Reyes, la iglesia, el museo, la biblioteca, la sacristía y el claustro.

Otros monumentos que visitar en la comunidad autónoma son:

  • La Catedral de Calahorra
  • La Catedral de Santo Domingo de la Calzada
  • La Concatedral de Santa María de la Redonda

En Logroño, la capital de la comunidad autónoma, se pueden visitar:

  • El Museo de La Rioja
  • La Casa de las Ciencias
  • El Museo Würth de Arte Contemporáneo de La Rioja
  • La Muralla del Revellín y el Cubo del Revellín, sala de exposiciones que cuenta la historia de la protección de la ciudad.
  • Las bodegas para catar el vino, algunas con visita guiada de la estructura: Ontañón, Olarra, Marqués de Vargas, Darien, Franco Españolas, Vélez, Juan Alcorta, Viña Ijalba, Marqués de Murrieta.
  • El Camino de Santiago: que pasa por la ciudad y llega a una fuente donde los peregrinos pueden refrescarse después del camino.
bodega La Rioja

El turismo del vino es uno de los mayores placeres que disfrutar en La Rioja. Se pueden visitar muchas bodegas donde catar el vino, además de comer bien y hacer deporte, ya sea montando a caballo o jugando al golf.

La cultura vitivinícola estuvo, en la Edad Media, directamente relacionada con la vida del monasterio, ya que los monjes fueron los principales difusores del vino. La región vinícola de Rioja se encuentra en el Valle del Ebro. Limita al norte con la Sierra de Cantabria y al sur con la de la Demanda. Haro es el centro más importante de su producción, cuya anual fiesta de la “Batalla del Vino” es la más original en toda la región.
Más de 55.000 hectáreas de viñedos componen actualmente la Denominación de Origen de Rioja.

vigna

En los pueblos riojanos la cultura del vino es determinante para la diversión. Fiestas conocidas en toda la región y en todo el país son: las Fiestas de la Vendimia de Logroño el 21 de septiembre y la Batalla del Vino de Haro el 29 de junio. Otras fiestas están relacionadas con la tradición religiosa, como las procesiones del Santo Domingo el 10 de mayo, la de las Cien Doncellas de Sorzano, que rememora el tributo medieval que los cristianos tenían que pagar a los árabes en forma de jóvenes doncellas.

Entre las muchas fiestas de la Rioja Baja está la de El Robo de los Santos de Arrendó, el 26 de septiembre, con la representación de la lucha entre Riojanos y Navarros por la posesión de la imagen de San Cosme y San Damián. Otra fiesta riojana es la Danza de los Zancos de Anguiano, donde los danzadores giran como peonzas lanzándose cuesta abajo llevando un traje folclórico con falda y zancos en los pies.

En cuanto a la gastronomía riojana está condicionada por la geografía, gracias a la presencia del río Ebro, la tierra es perfecta para verduras y hortalizas. Legumbres, frutas, setas y espárragos de excelente calidad.

De la repostería es famoso en todo el país el mazapán de Soto, un dulce de origen árabe hecho a base de azúcar y almendra molida.