Información general

La capital de la provincia de Córdoba cuenta con más de 330.000 habitantes y está localizada en el sur de España, a orillas del río Guadalquivir al pie de Sierra Morena. El clima es una mezcla entre mediterráneo, continental y atlántico, con inviernos suaves y veranos calurosos (temperaturas máximas de hasta 40º).

Algunos Cordobeses famosos son Luis de Góngora (poeta) , Felipe y Alfonso Reyes (jugadores de baloncesto),Fernando Tejero (actor) y Julio Romero de Torres (pintor)

Historia

La primera referencia a Córdoba la encontramos en el siglo III AC, en el periodo tartesio, cuando existía un asentamiento que controlaba un territorio de unas 50 hectáreas. Debido a la cercanía de Sierra Morena había una cierta abundancia de metales y la economía se basó en la metalurgia del cobre y la plata. Con la llegada de los cartagineses la ciudad recibió su primer nombre: Karduba, en lo que podemos reconocer fácilmente el nombre actual de la ciudad.
En 206 AC los romanos conquistaron la ciudad y empezaron a construir monumentos y un foro. Fue escenario de varias luchas entre dos agrupaciones diferentes, los cesarianos y los pompeyanos, hasta el año 45 AC. Durante el reinado de Augusto la ciudad se expandió hacia el río.
Córdoba fue saqueada y ocupada por los vándalos después de la caída del imperio romano. Los visigodos aparecieron en España un siglo más tarde y ocuparon la ciudad, empezando las construcciones de varios monumentos. En 716 llegaron los musulmanes y la ciudad se convirtió en la capital del Emirato de Córdoba, y en realidad de todo Al-Ándalus.
Córdoba creció mucho hasta alcanzar los 450.000 habitantes en el año 1000 y por eso fue la ciudad más poblada del mundo en esa época. El edificio más notable de Córdoba fue construido durante esta época: la Mezquita de Córdoba.
La reconquista cristiana tuvo lugar en 1236 y todos los musulmanes tuvieron que abandonar la ciudad. Bajo el reinado de Fernando III se construyeron varias iglesias en la ciudad y sus afueras. En 1328 el rey Alfonso XI ordenó la reconstrucción del edificio que conocemos ahora como la Alcázar de los Reyes Cristianos, la residencia real de Córdoba.
La ciudad fue la base para la reconquista de Granada en 1492.
Las obras en la Catedral comenzaron en 1523 y fueron dirigidas por Hernán Ruiz I. Su estilo fue tanto gótico como renacentista. Su hijo Hernán Ruiz II siguió diseñando la catedral en estilo manierismo. También construyó la Casa de los Villalones. Los siglos siguientes fueron caracterizados por epidemias, sequías y malos gobiernos. Por eso la ciudad cambió y perdió mucha de su gloria anterior.
Pero a principios del siglo XX hubo una recuperación demográfica, aunque no económica, la cual se extendió durante la segunda parte del siglo. La modernización de la ciudad también tuvo lugar en esta segundo parte del siglo XX y nuevos barrios fueron construidos, la Universidad fue fundada y hoy en día la ciudad tiene un aire moderno pero respetando las viejas tradiciones.

 

Monumentos y museos de Córdoba

La Mezquita de Córdoba

La tercera mezquita más grande del mundo, con una extensión de más de 23.000 m² (suficiente para 20.000 personas) conocida por sus 850 columnas y 365 arcos. El Sultán Abderramán I fue el iniciador del proyecto y bajo su dirección construyeron la primera parte, una sala con 11 naves y 110 columnas. Abderramán II añadió 8 arcadas con columnas que fueron usadas en monumentos anteriores romanos y visigodos. En 961 fue construida la parte más bonita del edificio: el Mihrab, decorado con mármol labrado. También realizaron la Kliba, la cúpula octagonal central. La próxima ampliación tuvo lugar en el siglo X, pero como el río Guadalquivir estaba justo en la parte sur de la mezquita, tuvieron que ampliarla hacia el este. Después de la reconquista en 1236 la mezquita fue alterada para servir como catedral, utilizando la arquitectura musulmana, que facilitaba las obras, como la Capilla Mayor por ejemplo, que han puesto debajo de unos lucernarios musulmanes. Las partes que no les necesitaban para la construcción de la catedral no fueron destruidas por los cristianos, de esta manera se formó una mezcla de dos culturas. La construcción de la catedral continuó y durante el siglo XVI una propuesta para ampliar la catedral levantó una gran polémica tanto que el emperador Carlos V tuvo que intervenir y las obras continuaron, aunque Carlos V tuvo que lamentar que tuvieran que destruir una parte del edificio. Después esta grande renovación del siglo XVI el edificio recibió pequeñas modificaciones y complementos. Ahora es considerado como una mezcla perfecta de las culturas cristianas y musulmanas y orgullo de la ciudad.

 

El Alcázar de los Reyes Cristianos

Alfonso XI de Castilla ordenó la construcción de esta fortaleza, en la que los Reyes Católicos dirigieron la campaña contra el Reino de Granada durante 8 años, hasta 1492. En este palacio Cristóbal Colón pidió el dinero necesario para sus viajes. Tras la reconquista los Reyes Católicos salieron de Córdoba y cedieron el Alcázar a las autoridades locales. Desde 1812 hasta 1931 fue usado como cárcel civil.
El edificio tiene cuatro torres, imponentes jardines (con una superficie de 55.000 m²) y patios. La Sala de los Mosaicos es la sala más impresionante, con mosaicos bonitos. En el subsuelo de la planta baja se puede encontrar restos de los baños de la época musulmana.
Hoy en día se usa el Alcázar para eventos municipales.

El Puente Romano y la Torre de la Calahorra

Compuesto por 16 arcos y probablemente construido en el primer siglo d.C. Fue el único punto para cruzar el río sin barco. El puente fue reconstruido varias veces porque ha sido víctima de guerras y revueltas.
Al otro lado del río construyeron la Torre de la Calahorra que servía para defender de la ciudad. Hoy en día es un museo audiovisual sobre la Edad Media en Córdoba.

La Plaza de la Corredera

La plaza de la Corredera se parece mucho a las Plazas Mayores de Madrid y Salamanca, pero es la única plaza cuadrada en Andalucía, y como sus plazas hermanas está localizado en el centro de la ciudad. Donde es probable que anteriormente estuviera el Circo Romano. Con lo que a lo largo de los siglos su función ha sido prácticamente la misma: entretenimiento para el pueblo, Incluso hoy en día se usa la plaza para eventos como corridas y festivales. Su forma actual fue creada en 1683, por el arquitecto salmantino Antonio Ramos Valdés que construyó el rectángulo de 113 metros de largo y 55 metros de ancho. En 1896 construyeron un edificio en la mitad de la plaza, pero esto fue derribado en 1959 y sustituido por uno en el subsuelo. Durante la construcción encontraron varios mosaicos que ahora puedes encontrar en la Sala de los Mosaicos del Alcázar de los Reyes Católicos.

Booking.com