Imprimir receta
Croquetas de jamón y bechamel
Croquetas de jamón y bechamel
Tiempo de preparación 45 minutos
Tiempo de cocción 20 minutos
Tiempo de reposo 1 hora
Raciones
personas
Ingredientes
  • 1/2 cebolla
  • 1 diente de ajo
  • 200 gr jamón serrano
  • 2 huevos
  • harina para rebozar
  • pan rallado
  • aceite de girasol
  • 1/2 l leche
  • 300 ml caldo de pollo
  • 80 gr harina
  • 80 gr mantequilla
  • nuez moscada
  • perejil
  • sal
Tiempo de preparación 45 minutos
Tiempo de cocción 20 minutos
Tiempo de reposo 1 hora
Raciones
personas
Ingredientes
  • 1/2 cebolla
  • 1 diente de ajo
  • 200 gr jamón serrano
  • 2 huevos
  • harina para rebozar
  • pan rallado
  • aceite de girasol
  • 1/2 l leche
  • 300 ml caldo de pollo
  • 80 gr harina
  • 80 gr mantequilla
  • nuez moscada
  • perejil
  • sal
Croquetas de jamón y bechamel
Instrucciones
  1. Cortar el jamón en cubitos y reservar.
  2. Luego preparar la salsa bechamel: poner la mantequilla en una cacerola a fuego lento y una vez derretida, añadir la cebolla y el ajo cortados.
  3. Unos cinco minutos después echar el jamón y dejar que tueste unos minutos.
  4. A continuación añadir la harina y mezclar.
  5. Seguir echando poco a poco la leche sin dejar de remover, para evitar que se formen grumos.
  6. Añadir el perejil, una pizca de nuez moscada y una pizca de sal.
  7. Cocinar durante unos 20 minutos, y en cuanto la bechamel se espese ya está lista.
  8. Apagar el fuego y poner la bechamel en otro recipiente para enfriarla, luego cerrar con film transparente.
  9. Una vez enfriada a temperatura ambiente, ponerla en la nevera por al menos una hora.
  10. Una vez pasado el tiempo, preparar un plato llano con harina, uno hondo con huevos batidos y otro llano con pan rallado.
  11. Sacar la bechamel de la nevera, y con las manos formar la croqueta, después pasarla por la harina, luego por el huevo y finalmente por el pan.
  12. Ir poniendo todas las croquetas en un plato para luego cocinarlas.
  13. A continuación poner abundante aceite de girasol en una sartén y encender el fuego al máximo.
  14. Cuando el aceite esté lo suficientemente caliente, freír las croquetas durante unos segundos, girándolas para cocinarlas por todos lados.
  15. Luego sacarlas y ponerlas en un plato cubierto con papel de cocina, para absorber el aceite. Y ya está, ¡listas para comer!
Comparte esta receta